/
/
Todo lo que debes saber sobre esterilización de perras hembras

BLOG

Todo lo que debes saber sobre esterilización de perras hembras

VETERINARIO A DOMICILIO EN MADRID

Si no tenéis pensado cruzar a vuestras mascotas para que tengan camadas, debéis esterilizarlas. Es una buena estrategia a la hora de evitar patologías en el futuro, como tumores de mama, pseudogestaciones o infecciones de útero, todas en el caso de hembras, o problemas prostáticos o de comportamiento (como conductas agresivas o tendencias escapistas) en el caso de machos. Se considera que una de cada tres perras no castradas mayores de 8 años padecerá tumores mamarios.

Además de ser una conducta responsable para luchar contra la cría indiscriminada y los posteriores abandonos de camadas no deseadas, se ha convertido en un requisito obligatorio con la nueva Ley de bienestar animal en nuestro país.

En este artículo te resolvemos todas tus dudas sobre la esterilización y castración en hembras.

Qué es la esterilización

En el caso de las hembras, la esterilización es una intervención quirúrgica extremadamente segura que practican de manera rutinaria los centros veterinarios, aunque, como todas las intervenciones quirúrgicas, nunca está absolutamente exenta de riesgos. Las perras pueden desarrollar incontinencia urinaria, pero este riesgo se reduce mucho si se elige el momento y la edad indicadas para la esterilización.

Existen dos técnicas para realizar esta intervención: la ovariectomía, que consiste en retirar solo los ovarios (esto sería una esterilización), y la ovariohisterectomía (OHV) o castración, que extirpa los órganos reproductores: ovarios, oviductos y parte de útero.  Esta última es la más frecuente, es muy accesible y segura, aunque su recuperación es algo más lenta.

Los principales beneficios

Las principales ventajas de la esterilización es evitar patologías relacionados con la secreción hormonal, como infecciones de útero, quistes ováricos, pseudogestaciones o tumores mamarios. La castración puede estar contraindicada en perras agresivas; puede potenciar ese comportamiento. Algunas perras pueden llegar a producir leche en estos embarazos falsos. Tu veterinario es quien mejor te puede aconsejar acerca de cuál es la mejor intervención para tu perra.

¿Cuándo es el mejor momento?

Una de las principales dudas en este tema es cuándo realizar la intervención: ¿antes del primer celo?, ¿pasado este? Ambos casos tienen sus pros y sus contras. Esterilizar a una perra antes de la pubertad tiene el beneficio de reducir casi a la mitad el riesgo de incontinencia urinaria.  Sin embargo, pueden desarrollar problemas de comportamiento como ansiedad y miedos, que pueden ser controlados a través de una correcta socialización. Si preferís esperar a que se haya presentado el celo, conviene esperar de 2 a 3 meses desde el primer celo antes de esterilizarla. La edad ideal para esterilizarla oscila entre los seis y nueve meses de edad, aunque la raza de la perra influye en esta decisión: las razas más grandes maduran más tarde que las pequeñas, por lo que se suelen esterilizar algo más tarde.

¿Produce cambios en el comportamiento?

Si te preocupa que tu perra desarrolle alteraciones de comportamiento y se convierta en un animal agresivo, todo lo contrario: si sucede algún cambio suele tender a ser cambios positivos. Además, al no tener el celo tienen menos problemas de comportamiento.

Cuidados en el postoperatorio

Para el postoperatorio, tu veterinario prescribirá medicación como analgésicos y antiinflamatorios. Es importante seguir la pauta que te marque al pie de la letra. Puede que le coloque un collar isabelino para evitar que se lama los puntos. A las 24 o 48 horas podrás sacarla a pasear con correa de manera tranquila. Es importante evitar que corra, brinque o juegue de manera brusca durante dos semanas. Por último, recuerda llevar al día el calendario de revisiones que te marque el veterinario, porque revisará que todo va bien.

Como hemos visto, son numerosos los motivos para esterilizar a tu perra, pero puede que te preguntes si hay alguna alternativa a la cirugía. Existen fármacos capaces de evitar la gestación de tu perra, pero nunca deben ser utilizados como una alternativa a largo plazo.

En nuestras clínicas Caservet, tu veterinario te aconsejará sobre el mejor procedimiento y el momento, así como todos los factores que debáis tener en cuenta.  

Si te ha gustado este contenido por favor compártelo

Scroll al inicio