/
/
Signos de dolor en un gato

BLOG

Signos de dolor en un gato

¿Tu gato está raro? ¿Cómo saber si algo le duele? ¿Cómo camina un gato enfermo? Si alguna vez te has hecho estas preguntas sobre tu mascota, en este post intentaremos ayudaros a identificar el dolor en vuestro gato.

Los gatos son animales que se rigen mucho por su instinto natural y les lleva a esconder signos de dolor para evitar aparecer vulnerables ante un depredador. Pero sí podemos tener en cuenta ciertos signos que pueden decirnos si le duele algo.

Comportamientos anómalos

Un síntoma de que le ocurre algo podría ser la disminución de actividad y de tolerancia al ejercicio. Puede volverse más reacio a jugar y aumentar el tiempo que pasa dormido.

Podemos observar también si le cuesta caminar, subir escaleras o deja de saltar a sitios donde antes pasaba más tiempo.

También puede haber cambios en su acicalamiento. Normalmente un gatito suele dedicar tiempo su limpieza porque para ellos es muy importante mantener sus olores. La disminución de esta conducta puede deberse a que no se encuentra bien. O si, por el contrario, aumenta el acicalado en una zona concreta puede ser un signo de malestar por un dolor localizado. Por ejemplo, en la zona abdominal podría ser síntoma de un problema urinario o intestinal.

Observa también si cambia la forma de ir al arenero, si va más veces de lo que acostumbra, o si chilla al orinar

Es muy importante también que observemos si cambia algo de su comportamiento en la interacción con miembros de la familia, que sea más arisco de lo normal. Puede ser que, si tiene algo de dolor, el gato se esconda, se muestre más irascible o incluso desarrolle conductas de agresividad cuando se le manipula.

Expresión facial

Podemos también si nuestro gato siente dolor por su expresión facial. Dependerá de la posición de las orejas, la posición de los ojos, posición de sus bigotes y posición de su cabeza., como puedes ver en la siguiente imagen:

El gato de la izquierda no tiene dolor, sus orejas están levantadas y tiene los ojos bien abiertos. El gato de la imagen central mostraría signos de dolor moderado y en la imagen de la derecha, el gato tiene un dolor muy marcado.

Esperamos que toda esta información os haya sido de ayuda. Es muy importante que ante cualquier duda acudáis al centro veterinario para revisar las posibles causas de todos estos cambios.

Si te ha gustado este contenido por favor compártelo

Scroll al inicio